EL FABRICANTE DE NUBES

Publicado por Admin en

El Fabricante de Nubes y su mejor amiga la Corneja, hacen un equipo fantástico. Juntos cocinan todos los días un tiempo increíble, pero hoy han invitado al fabricante a una fiesta de cumpleaños. Para que todo salga bien, a pesar de ello, la corneja salta por toda la casa reuniendo los ingredientes para sorprender al fabricante. Tienes que ayudarlos a conseguirlos y llenar las tres fichas con recetas antes de que el Fabricante de Nubes vuelva a su casa. 

Este juego cooperativo y de memoria, de la Editorial Haba, nos ayudará a trabajar diferentes aspectos de las distintas áreas que componen la Educación Infantil y enlazarlo con las Competencias Clave de la Educación Primaria. 

Ámbito de la aplicación

Juego para 4 jugadores de edades entre los 4 y 99 años, compuesto por un tablero de seis piezas que conforman un puzle con unas imágenes y un colorido bastante motivante, sobre todo para los más pequeños. En su interior encontraréis 24 fichas de ingredientes, 21 fichas con recetas, 1 fabricante de nubes o cocinero, 1 corneja y 1 dado. 

El juego entre iguales nos ayuda a desarrollar habilidades cognitivas, afectivas y psicomotoras, además de ser un perfecto medio para el aprendizaje, sobre todo en Educación Infantil. Y permitirá, como hemos dicho anteriormente, la expresión de emociones, sentimientos e ideas a través de diversos lenguajes. 

Desarrollo de las Competencias Clave

En Educación Infantil no se trabajan las Competencias Clave como tal, pero sí trabajamos tres Áreas de Conocimiento: 

-Respecto al Conocimiento de sí mismo y Autonomía Personal con este juego trabajamos la actuación y colaboración con los iguales, la espera de turnos, la paciencia, el trabajo cooperativo, el juego, el movimiento, la atención y la precisión, así como la ayuda, la escucha, el compañerismo y la expresión de emociones tales como el enfado, la alegría, la sorpresa… Aprender a gestionar algo tan importante como es la tolerancia a la frustración cuando perdemos una partida o no salen los ingredientes que deseamos. La memoria, la interiorización y el respeto a las reglas del juego, las relaciones interpersonales y la capacidad de iniciativa, planificación y reflexión son otros aspectos a desarrollar con este sencillo y simpático juego. Se coordina con las Competencias de Sentido de la Iniciativa, Espíritu Emprendedor, Aprender a Aprender y Competencias Sociales y Cívicas, en Educación Primaria. 

-En Conocimiento del Entorno es donde más contenidos trabajamos, tales como resolución de conflictos cotidianos, concepto de receta, la profesión de cocinero, tipos de ingredientes (rama, hoja, remolacha, gota de agua, pluma, pócima, pimienta, diamante), elementos de la naturaleza (sol, nubes, nieve, lluvia, tormenta, rayo, arco iris, huracán), el concepto matemático de anterior y posterior, avanzar y retroceder, conteo del 1 al 9, números ordinales del primero al tercero y contemplar el último lugar o la última posición, la percepción y orientación espacial, además de saber moverse en el sentido de las agujas del reloj.  Se coordina perfectamente con la Competencia Matemática, en Educación Primaria. 

-En referencia al área de Lenguaje Comunicación y Representación le daremos gran importancia al desarrollo de la comunicación durante todo el juego, colores básicos, ritmo rápido y lento, desarrollo de la expresión oral y el diálogo, comprensión de mensajes orales de su grupo de iguales, ampliación del vocabulario, expresión de emociones, sentimientos e ideas a través de diversos lenguajes, lectura e interpretación de imágenes a través de los dibujos que aparecen en el dado y en las tarjetas y regularización de la convivencia entre todo el grupo. Se coordina con la Competencia en Comunicación Lingüística, en Educación Primaria. 

APLICACIÓN EN EL AULA 

Actividades de Matemáticas: Este juego es perfecto para trabajar la temática de la cocina, la profesión de cocinero e incluso los fenómenos meteorológicos. Podemos contar cantidades de ingredientes, ver cuántos tenemos y cuántos nos faltan. Avanzar y retroceder en el tablero nos ayudará a trabajar la orientación espacial, mientras que las fichas de ingredientes ejercitarán nuestra memoria, pues hemos de recordar dónde se encuentra cada uno si queremos completar rápido las recetas. Al ser un juego donde pueden participar varios jugadores es muy importante que cada uno reconozca qué posición ocupa cada uno (1º, 2º, 3º, 4º) y cuántas casillas ha de avanzar o retroceder en cada momento. 

Actividades de Lengua: trabajar en grupo desarrolla su capacidad  comunicativa pues han de ponerse de acuerdo en elaborar una estrategia para completar las recetas lo antes posible, evitando que el cocinero avance hasta la casilla de casa. También han de aprender a escuchar y respetar ideas y opiniones de otros compañeros. Ampliarán su vocabulario a través de las diferentes fichas de ingredientes y tarjetas del tiempo. 

Actividades Inteligencia Emocional: El compañerismo y el respeto a los iguales es fundamental durante todo el proceso que dure el juego. Interiorizar las normas y respetarlas, además de aceptar los propios errores y equivocaciones. Identificar las emociones de alegría al ganar, tristeza al perder, sorpresa porque nos ha tocado un ingrediente que no esperábamos y tolerancia a la frustración porque la partida no ha acabado con el resultado que esperábamos. 

Agradecer a la editorial HABA y a su distribuidora Old Teddy’s por la confianza depositada en este proyecto. Y a Almudena Sánchez por unirse a Aula en Juego y realizar esta reseña, ¡bienvenida!

Un saludo del equipo de Aula en Juego.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *